Publicidad Mapa Paladín, noticias, artículos, articulos, michoacán, méxico

HOLA, TE QUEREMOS CONOCER!!

INGRESA TU CORREO Y NETE A LA DIVERSIÓN

Aceptar

¿Utiliza tus redes sociales

Y EL EJÉRCITO ACUARTELADO

Paladín, noticias, artículos, articulos, michoacán, méxico
Y EL EJÉRCITO ACUARTELADO

Uriel Ramírez Hernández nos relata uno de los acontecimientos más violentos del país.

Sobrevuela un helicóptero en un cielo que se ha olvidado de su gente, el pueblo en llamas; la policía municipal recarga el arma a los sicarios, ellos son dueños de la ciudad, ráfagas, granadas, bazucazos suenan, tiembla el alma de los niños escondidos bajo la cama. Adela llora con su hijo de 2 años en los brazos, no sabe cómo protegerse dentro de su casa de madera y cartón, todo es fuego, todo es llanto. “Y el ejército acuartelado” mientras la población una vez más es acribillada, la muerte se pasea en las camionetas a toda velocidad, Abril aún en el vientre sabe que algo sucede, quiere salir para abrazar a su madre que llena de angustia acaricia su barriga de casi nueve meses. Son más de 20 muertos, grita un vecino, escóndanse todos que ahí vienen disparando para todas partes, los niños lloran, los jóvenes lloran, los adultos lloran, los ancianos lloran, el silencio llora, la ciudad llora. “Y el ejército acuartelado.” Me asomo a la ventana y la ciudad se desploma, adolescentes armados disparan al helicóptero, en su rostro la muerte sonríe vencedora, los casi niños gritan y se sienten semidioses. Volteo y veo a mi hijo de 2 años, lo abrazo hasta creer que nunca, que nunca se repetirá esta historia. Una granada cerca muy cerca de casa nos alerta, se oyen ráfagas, se escuchan gritos. La ciudad arde “Y el ejército acuartelado”. Ha pasado más de una hora y la angustia crece, la impotencia no nos abandona, después un silencio estremecedor nos acecha. Niño de meses alcanzado por una bala, balas de impunidad y de la vergüenza, la madre corre con su hijo en brazos, el médico dice que ha muerto, el mundo llora, el mundo ignora. Todo es confusión, todos somos rehenes en nuestras casas, en nuestro pueblo. “Y el ejército acuartelado” Abril insiste en abandonar la matriz, quiere estar con su familia, pero nos dicen, que no hay servicio médico ni público ni privado, no hay nada en una ciudad que arde. Una vecina se atreve a salir, correr a donde están sus padres, no llega a unos pasos Isabel de 16 años cae abatida con su sueño bajo el brazo, sus padres salen corriendo y ahí la pequeña Isabel, la joven que estudiaría medicina entre la sangre y el polvo de la calle, de una ciudad que ha perdido todo. Los niños lloran, los jóvenes lloran, los adultos lloran, los ancianos lloran, el silencio llora, la ciudad llora “Los soldados del ejército lloran, esperando la orden de sus superiores.”

Vota por este artículo:

Más contenido genial

Ver mas
Términos y condiciones
Navegación